Mi misión de vida actual es actuar como un canal de curación médium en todos los planos de existencia.
Con alegría, empatía y humildad, me propongo ayudar a todos aquellos que lo deseen a evolucionar más suavemente y con soltura hacia la PAZ, la ALEGRÍA y el AMOR, tanto en el cuerpo físico como en todos los niveles vibratorios que constituyen el ser humano.

El Cuidado Espontáneo, transmitido a través de lo que soy, armoniza, repara, sana, renueva, reinventa, reconstruye, pacifica, inicia, instala más conciencia y verdad, purifica, identifica, justifica, reúne, globaliza y une fuerzas profundas en una Entidad pura y sólida intensamente conectada a la Fuente de todo lo que es.

El Ser, en todos sus planos, se reorganiza en la Luz.

El tratamiento es de toda la Eternidad, más allá de la vida, actúa y actuará continuamente, sea cual sea la visión material que tengamos, obvia o no.

La atención se puede canalizar una o varias veces.
Siempre es diferente y se adapta perfectamente al momento y las necesidades de la persona que la recibe.

La regularidad y multiplicidad de tratamientos permiten profundizar y estabilizar la transformación fisiológica, emocional, energética y espiritual.
Volver de nuevo a esta canalización de forma regular permite pasar nuevas etapas de vida para incrementar esta calidad del Ser humano a estar estable y anclado.
Esta iluminación de vida permite una aceleración del principio de poderosa autocuración, siempre presente en nosotros, pero a veces muy obstaculizado por nuestros comportamientos materiales, vibratorios u otros.

Este Canal restaura los diferentes cuerpos del Ser Humano.
Si el cuerpo físico se encuentra en grandes dificultades, es posible que sea necesario un tiempo de trabajo mayor, acompañado de otro tipo de cuidados y remedios que completen la recuperación de la salud.

NIÑOS, Bebés:

Todos los periodos de la vida se mejoran y se acompañan de esta transmisión de retorno al equilibrio.
Los niños son extremadamente receptivos.
A veces será necesario e importante canalizar la transformación para uno o ambos padres, ya que los niños están estrechamente conectados con sus padres de muchas maneras.

Beneficios

*Este canal no sustituye a la medicina convencional y no supone un diagnóstico.

A veces los resultados son extremadamente y rápidamente visibles en la materia, a veces son sutiles y toman tiempo, a veces también se reorganizan y luego se dirigen hacia acciones complementarias para lograr el objetivo deseado.

La curación es una llamada del alma y de los diferentes cuerpos vibratorios de la persona tratada,
a vivir más en armonía y en conexión divina.

Esto se logra sean cuales sean las razones intelectuales del proceso.
La conexión se realiza a través de lo que Soy hasta que la persona que está siendo tratada haya logrado el resultado que más le convenga o hasta que ellos mismos hayan perfeccionado sus propios canales de conexión.
Esta canalización / cuidado también puede relacionarse con el cuidado psicoenergético, energético, vibratorio.

Sobre Patricia Renaud

Siempre he sentido un profundo deseo de aliviar el sufrimiento y ayudar a restablecer la Armonía y la Paz dentro de mí y a mi alrededor.
La vida ha sido mi mayor y más poderosa escuela, haciéndome vivir muchas situaciones, a veces muy incómodas, que me han hecho crecer en mis capacidades, sanarme y adquirir conocimientos.
Siempre busqué la solución que me hiciera ir lo más cerca posible del origen del problema y no detenerme en las consecuencias, esto lo mejor que pude.
Mis encuentros con poderosos Maestros me ayudaron a sanar lo que estaba sufriendo en mí y a iluminar mi poder de curación.
Hoy me ofrezco para ayudar y aliviar, sabiendo que siempre estoy en el camino y que la Vida ES una evolución permanente para todos nosotros.
Mi Alma Sanadora acompañada de Maestros de Luz me permiten canalizar, por la magia de lo Divino, la Armonía, la Claridad de conciencia, el retorno al Equilibrio y la Salud progresivamente.

Reserva tu cita ahora